¿Es mejor haber amado y haber perdido que nunca haber amado?

Ahora mismo estoy derrotado, sin palabras, sentado en el sofá con la tele encendida pero con mis ojos mirando a ninguna parte. Y en mi cabeza… en mi cabeza solo unas palabras, unas palabras… de ella:

-Creo que es mejor que lo dejemos por un tiempo, adiós.

No es la primera vez que oigo esto. No es la primera vez que llego a casa cabizbajo, con los ojos llorosos, pensando en qué ha podido fallar, en qué ha pasado para que los “te quiero”, las sonrisas y la felicidad se conviertan en silencios, miradas serias y ese último “adiós”.

Y ha llegado un momento en que no puedo más.

Después de tantas experiencias, después de haber experimentado tantas sensaciones y sentimientos, después de haber perdido tantas veces, yo me pregunto ¿Es cierta esa frase que algunos dicen de que es mejor haber amado y haber perdido que nunca amado? ¿A quién se le ocurrió esa frase que muchas veces no tiene sentido? ¿Acaso aquellos que tienen la osadía de decir esta frase han probado lo que es amar y perder? ¿O lo dicen por decir sin haber tenido alguna experiencia anterior?

Son muchos aquellos que dicen esta frase, cada vez más. Quizá aquellos que la dicen no comprenden el verdadero significado de la palabra “perder”, porque “perder” en el amor no significa otra cosa que llorar, sentirse triste y no tener ganas de hacer nada. Que me pregunten a mí ahora, que le pregunten a aquel que ha perdido en el amor si tiene sentido esa frase. Porque después de haber perdido en el amor, después de comprobar como se siente uno después de haber perdido, uno no para de preguntarse:

¿En realidad es mejor haber amado y haber perdido que nunca haber amado?

Anuncios

14 comentarios en “¿Es mejor haber amado y haber perdido que nunca haber amado?

  1. La perdida es probablemente el sentimiento más doloroso al que los mortales tenemos que enfrentarnos. Y no te equivoques terminar una relación es a todos los efectos como si aquella persona por la que tanto sentimos hubiera muerto. Que sea mejor tener o no esta experiencia es poco relevante porque la vida esta construida sobre pérdidas. Quiza para prepararnos para nuestra propia muerte.
    Un saludo

    1. Que la vida está construida sobre pérdidas creo que es una visión un poco pesimista, así que prefiero alejarme de ellas lo máximo posible.

      Gracias por comentar 🙂

    2. Recientemente terminé una relación de 5 años, este último año todo cambió ella encontro un gran empleo, un gran grupo de nuevos amigos, viajes y nuevas experiencias y poco a poco fue llenando el vacío de la rutina que habia en nuestra relación, fué hasta ese punto que la empece a valorar pues antes se que no me sentía enamorado, pensaba que la iba a tener por siempre y nunca luche realmente por ese amor y actuaba, juraba amor pero nunca me pude convencer, deseaba enamorarme me mentí muchas veces para poder amarla, siendo tan hermosa, tan atenta, tan impetuosa, y nunca la merecí, ella por el contrario sufría en silencio ante la duda sobre mis sentimientos pero así siempre me defendio, me apoyo y nunca se canso de hablar de un futuro juntos el cual yo no compartía pero jugaba a que sí, y yo quería convecerme de que la amaba pero no podía… todo hasta que la empece a perder este último año, desesperadamente luchaba para recuperarla ya nada era suficiente, ella estaba descubriendo el mundo y yo ya no era parte del suyo, se dio cuenta de que ella podia amarse a si misma y darse valor de no necesitarme, yo todo ese sufrimiento de perderla lo aceptaba lo merecía, porque yo no la valoré, hoy que no la tengo a mi lado se que no haber podido amar es doloroso es insoportable, no haber valorado y luchado por una mujer con tantas virtudes es un dolor tan intenso que estoy dispuesto a sentir por siempre, porque ella me amo, yo ahora sufro por su amor, por no haber podido amar, porque pienso en como sería mi vida de haberla amado, porque me duele querer volver el tiempo y amar cada segundo a esa mujer, arrepentido porque que ella merecía al hombre perfecto y no perder tiempo a mi lado y se que lo encontrará…a un hombre que la haga sentir de verdad lo que yo le daba como un juego, a un hombre que la haga olvidarse de mí y darse cuenta de que solo fuí el error que la llevo a ser aún mejor mujer y a conocer al verdadero amor con el cual todos soñamos.

  2. creo que esa frase es totalmente verdad, porque esos recuersos felices en tu mente no te los saca nadie, esos recuerdos que vienen en cualquier momento acompañados de sonrrisas son tuyos y de nadie mas, esa felicidad que fue y hoy ya no es, hoy te daña, te hace muy mal, pero mañana cuando te sientas mejor y veas todo de manera distinta te pondras feliz al darte cuenta de que si bien no funciono lo viviste, viviste muchas cosas hermosas que sin dudas valen la pena. asiq por mi parte te difo que es mejor haber amado y haber perdido a nunva haber amado 🙂

    1. Pienso que todo depende de cómo ha sido la relación. Puede haber dolido tanto que piensas “ojalá no lo hubiera vivido” y otras veces la relación ha sido tan bonita que, aunque se haya terminado, tendrás siempre un grato recuerdo. En el relato sólo he querido expresar lo que seguramente pensarán los del primer caso.

      Gracias por comentar.

      ¡¡Saludos!!

  3. quizás tengas razón, pero si por algo empezó esa relación aunque sea un lindo recuerdo tiene que haber, y de todas maneras de los errores se aprende es la única forma que tenemos de madurar y crecer. y para bien o para mal las cosas siempre suceden por alguna razón.

  4. Puede ser. Aunque muchas veces lo malo tapa todo lo bueno y al revés, a veces todo lo bueno tapa lo malo. Y es lamentable en el primer caso. Por cierto me gusta mucho tu idea de que todo sucede por alguna razón, la idea del destino es algo que me atrae mucho.

    1. Hombre, de todas maneras si no lo pruebas no sabes si llegarás al dolor. Y mientras amas, el placer es inmenso. Aún así respeto tu opinión 😉

  5. Odio esa frase, me parece el peor de los masoquismos. Porque ni todas las mariposas en el estómago, ni los buenos recuerdos, nada de eso, logra aliviar el intenso dolor y frustración que se siente al darse cuenta que no se es correspondido…

    Que me endulzó la vida entera, dulce y delicadamente, desde la primera mirada, todo era tan perfecto que era como un sueño, me costó tanto trabajo creer que podía aparecer en mi vida alguien así… Y, ¡maldita sea! que esta vez yo no blindé mi corazón, solo me dejé llevar, era demasiado bello para ser real…

    Pero ahora, ese vacío tan profundo que se siente, cuando él, cuyas miradas decían lo expresaban todo, que lograba sacar siempre la más sincera de mis sonrisas, que solo con pensarlo mi día cambiaba por completo, ese hombre, que en el más inesperado de los momentos dijo estar agradecido porque aparecí en su camino por algo… ese vacío, oh Dios, duele tanto tanto tanto, como si le atravesaran a uno de lado a lado el alma con el arma más punzante. No hay lágrimas suficientes que mitiguen este dolor. El tiempo lo cura, si, pero se requiere mucho pero mucho tiempo para ello. Y más lágrimas, y más dolor, y más recuerdos…

    Y que el día menos pensado, me doy cuenta que no le importa que hubiera sido atenta, especial, ni el tiempo valioso de mi vida que le invertí, que le dí la atención y el respeto que muchas veces uno no se da ni a si mismo…

    El día que sus miradas cambiaron, y con solo aquella mirada y un beso repentino en la mejilla dijo: “no eres tu, soy yo, te quiero, pero no como te mereces, y te agradezco por quererme”… Ese día me di cuenta que en definitiva, yo no era la mujer que él estaba buscando, ni la que él deseaba en su vida. Aún cuando me hizo creer lo contrario y le creí…

    Que duele infinitamente descubrir que él se valió astuta pero sutilmente de mi, para lograr salir definitivamente de su anterior fracaso amoroso. Y que ahora que él ya superó todo y que está preparado para una nueva relación, se decantó por la más inesperada y absurda de todas las mujeres, si, una mujer preparada, inteligente, agraciada, pero fría y brusca, con la que tiene más diferencias que similitudes. Pero por alguna razón eso lo atrajo…

    Como no va a doler, entender que yo inconscientemente, día a día, fui el bálsamo para sus heridas del pasado, que me utilizó para curarse y ahora también sutilmente, me va descartando de su vida como quien se quiere deshacer disimuladamente, si, y lentamente de eso que le va estorbando.

    Hubiera preferido no amar nunca, jamás, no saber que es amar, antes que perder y sufrir de esta forma. Ni él ni nadie vale la pena ninguna de estas lágrimas.

    ¡Cómo desearía que jamás me hubiera mirado de esa forma esa primera vez…!

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s