Ay… los sueños

Son las doce de la noche, mis párpados empiezan a caer, pidiéndome a gritos que los cierre de una vez, pidiéndome que vaya al rincón de los consejos y me deje llevar por los sueños.

Pero no quiero.

No quiero porque me vienen varias dudas, dudas que me inquietan y a la vez me aterrorizan y me nublan la mente.

¿Dónde vamos cuando nos dormimos?

¿Todo lo que nos sucede en los sueños lo vivimos en realidad en alguna parte?

¿Qué secretos nos esconden los sueños?

Quizá estas preguntas no sean más que simples tonterías pero… sobretodo…

¿Y si los personajes de nuestros sueños pudieran atrapar nuestra mente?

¿Y si no pudiéramos salir nunca de nuestros sueños?

¿Y si nos quedáramos dormidos para siempre, esperando ese rescate que nunca podría llegar?

Quizá estas preguntas no sean más que simples tonterías pero yo, de momento, seguiré temiendo ese momento en el que mis párpados caigan para volar hacia los sueños.

Porque quizá quede atrapado y mis párpados no se puedan volver a levantar.

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s