Desde el cielo

Asómate a la ventana, déjate envolver por la áurea que desprende la ciudad, deja que tus pulmones se llenen de aire, de pureza, de sentimientos indescriptibles.

Y ahora, mira arriba, sí, a esa oscuridad, al universo, al infinito, hacia esa mancha negra llena de puntitos fluorescentes. Y dime…

¿Imaginas?

¿Imaginas la inmensidad que hay ahí arriba? ¿Imaginas que no estamos atrapados en esta minúscula bolita azul a la que algunos llaman Tierra? ¿Imaginas que no somas más que un grano en una infinita playa de arena?

Y sigue, sigue…

¿Imaginas que en este momento alguien o algo estará imaginando? ¿Imaginas que quizá no estén observando? ¿Imaginas todos los mundos y seres que están ahí, que podemos tocar con solo alargar un poco la mano hacia arriba?

Puedes imaginar o puedes darte cuenta de que es real, que por mucho que tus pies se empeñen en pegarte a este mundo, ahí arriba, en el infinito, puedes volar y dejarte llevar por el pensamiento de lo inimaginable.

Porque sí, porque en el infinito esta todo, lo pensable y lo impensable, lo descubierto y lo que está por descubrir, y todo nos observa, expectante, esperando a que miremos hacia arriba.

Y mientras, ellos nos siguen mirando, desde ahí, desde el cielo.

Un comentario en “Desde el cielo

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s