Cada día sale el Sol

Una caída casi mortal, una espesa negrura que me envuelve el pensamiento, mil demonios que penetran en mi mente queriéndome dejar su esencia, suenan teclas de piano que tocan una melodía de final, siento que me he estampado contra el suelo y me quedo aturdido, moribundo, esperando a que algo o alguien me recoja.

Y entonces un grito de libertad…

Resuena como una explosión, cómo millones de gotas de agua dando contra el suelo al mismo tiempo y se escucha en mil lugares… en el viento, en los árboles que están a mi alrededor, en mi pecho, en mi alma… Grito como nunca había gritado porque siento como nunca había sentido y me da mucha rabia pensar que durante un instante haya querido utilizar la goma de borrar.

Porque durante un instante he pensado en abandonar, en mirar atrás y querer que no hubiera nadie, en obligar al pensamiento que dejara de pensar, en querer derribar los muros que simplemente tengo que saltar. He mirado al suelo en vez de al frente, al horizonte… Durante un tiempo he querido matar los sueños, las esperanzas que van y vienen pero siempre están ahí, los pequeños objetivos de la vida que muchas veces te hacen desesperar.

Pero justo después de ese instante me he odiado a mí mismo.

Porque nunca hay que venirse abajo, siempre queda un objetivo por el que luchar, uno no se puede rendir tan fácilmente a pesar de las barreras que se puede encontrar por el camino, porque a pesar de que hubo un día en el que había voces que te decían no, esas mismas voces pueden algún día decir sí. No hay por qué abandonar a las primeras de cambio porque como dicen algunos, quién algo quiere algo le cuesta. Y es que siempre hay que luchar por lo que uno quiere, no hay que desistir, no hay que bajar la cabeza, porque sé que lo que hay en el horizonte merece la pena y eso me da ganas de continuar, de seguir peleando en esta batalla en la que, aunque parezca que esta todo perdido, siempre quedará un último golpe que dar.

Cada día ofrece nuevas posibilidades, nuevas opciones. Lo que fue ayer quizá no lo sea mañana, cada día es diferente, cada día es otro mundo, cada día sale el Sol de nuevo y todo vuelve a empezar, cada día puedo ganar lo que ayer perdí.

Un comentario en “Cada día sale el Sol

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s