Benijo – Andrés Suárez (Mi canción de la semana II)

Esta semana os traigo a uno de los grandes dentro del panorama de cantautores en castellano, alguien capaz de poner los pelos de punta y hacer que sientas sus canciones como propias. Os hablo del gran Andrés Suárez y su canción Benijo.

Descubrí a Andrés casi por casualidad. Estaba escuchando una canción en youtube y me apareció en relacionados una de las canciones que él decidió incluir en su serie de “canciones que nunca debí componer”, temas que, según él, hablan de sentimientos muy profundos que necesitaba soltar para cerrar una etapa de su vida. Vamos, historias, vivencias que se convierten en música y que, recuerdo, me llegaron como nunca antes lo había hecho la música de autor.

Benijo es, probablemente, la canción que más me gusta de todo su repertorio, sin desmerecer otras grandes composiciones que adoro como Más de un 36, Tengo 26 o Rosa y Manuel. Benijo me encanta por ser delicada y fuerte a la vez, porque si cierras los ojos te sientes en paz y poco después en furia. Y es que la canción tiene un cambio de ritmo tan brutal hacia el final de la misma que, por lo menos a mí, me hace temblar y me pone el pelo de punta.

Y no me extraña. El tema va contando poco a poco una historia, llenándonos de manera mágica y sutil de forma que te envuelve completamente en él, te lleva hasta allí, te sientes el protagonista y llega un punto en que ya no sabes si derrumbarte o emocionarte del todo. Ese “de qué me sirve esperarte” que te lleva al cielo y luego ese “hoy te he vuelto a recordar” que te baja a la realidad y te deja medio atontado… Tantas sensaciones en un minuto… Parece exagerado pero yo me siento así.

Tuve la suerte, además, de ver a Andrés en directo este pasado mayo en Almería. Su presencia impone y su fuerza en el escenario es tremenda, poniéndonos la piel de gallina en todo momento y llevándonos con su voz a todos los rincones imaginables. Cabe decir que en persona es genial, interactuando cada minuto con el público y haciendo el concierto ameno y agradable. Me fui con muy buen sabor de boca.

En fin, os dejo Benijo en su versión en directo para el disco Moraima, ya que la presencia de los instrumentos de cuerda como el violín le dan un toque aún más potente y mágico si cabe.

Espero que lo disfrutéis, ya me contaréis! 😉


Andrés Suarez (Ferrol, 16 de abril de 1983) es un cantautor español.

A los catorce años monta su primer grupo en su ciudad natal, Ferrol (Galicia, España). Desde entonces pasa por distintos grupos de pop y rock hasta viajar a Santiago de Compostela. Allí se hace cantautor, actúa por los locales de la zona vieja y graba su primer disco, De ida, con una distribución de casi tres mil copias y que le lleva de gira por todo el país.

Se marcha a vivir a la capital de España y de la Comunidad de Madrid, Madrid ese mismo año y, en el Café Libertad 8, conoce a Tontxu, famoso cantautor español. Éste decide estrenarse como productor musical con el nuevo disco de Andrés, Maneras de romper una ola, que le lleva un par de años. Finalmente sale en el año 2008. Con este trabajo consigue vender, sin apenas promoción, casi cinco mil copias, además de recorrer buena parte de las salas de conciertos de toda España dando conciertos y recitales.

El día 4 de octubre de 2011 comienza la promoción de su tercer disco, Cuando vuelva la marea, cuyo primer single se titula Lo malo está en el aire.

El 16 de Abril de 2013 se publicó el nuevo álbum, llamado Moraima el cual hace referencia a un nombre de mujer, el mismo Suárez afirma que “La música es mujer”


Letra

Apuró el paso / para que no llegara la noche / y poder enseñarme la playa / Apuró el paso / Nos cayó el vaso / y rompió salpicándole flores / En su pelo tallado el verano / Apuré el vaso / Y tengo miedo de encontrarte y no aguantar las ganas de tirarte al suelo / Volver a romperte la falda / Luego tejer un mantel / entre mi boca y su pecho / Llenar de sal los pliegues de su espalda.

La vi bañarse una vez / y me sacó los colores / La vi desnuda y lloré (lloró conmigo la noche) / Bailé con ella después / como buen enamorado / ‘Cántame algo’ y canté / lo que ella quiso y los barcos / fugaron para volver / a dejarme tirado en un puerto / Su acento era milagro, el viento / rizándole en silencio la piel / a la arena pegada y los besos / siguientes fueron ‘hoy quédate’ / y me quedé parado en el tiempo.

Y nos siguió la madera / Prendimos fuego al hostal / Te entretuve con la orquesta disfrazados de dos más / Nos declaramos culpables / de la subida del mar / Desafinamos canciones / Se nos prohibía llorar / Hoy te he vuelto a recordar / Hoy te he vuelto a recordar.

De qué me sirve esperarte / si me entra el sueño y no hay más / que un circo triste y cobarde que no quiere regresar / Te veo en cada gaviota / aunque no sepa si hay mar / Detrás de cada pareja no tengo con quien bailar / Desnúdate que hay tormenta / y llueve por no llorar / Juré contar nuestra historia, nunca decir la verdad / Te llevaste mi memoria / Juraste no regresar / Te veo en cada gaviota / Juré contar nuestra historia.

Y hoy te he vuelto a recordar / Hoy te he vuelto a recordar.

Anuncios

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s