Los días raros – Vetusta Morla (Mi canción de la semana VIII)

¡Hola! Después de mil semanas sin actualizar esta sección me paso por aquí porque tengo tantas ganas de contar mis sensaciones con esta canción que voy a aguantar un rato más despierto por tal de compartirlas con vosotros. Es curioso, porque llevo toda la semana pensando a ver de qué canción podía hablar. Normalmente voy alternando canciones en castellano e inglés y, como sabréis, la última fue éste temazo de Funambulista y Andrés Suárez, así que se suponía que tocaba un tema en inglés. Pensando, pensando y pensando hasta que esta noche ha sonado en el aleatorio de mi móvil esta pedazo de canción de Vetusta Morla, y me he venido tan arriba que no me he podido resistir. Y es que la música es eso, sensaciones que te recorren el cuerpo y te tocan un pedazo que te deja tambaleando. En fin, ya lo sabéis, hoy os hablo  de Vetusta Morla y su Los días raros.

Recuerdo perfectamente la primera vez que escuché a Vetusta Morla, era el año 2009 y por aquel entonces yo estudiaba filología en la universidad de Alicante. Al estar cerca de mi casa, cada fin de semana volvía al pueblo con un conocido de allí. Lo único que saqué de esos viajes fue conocer a este grupo a través de la canción Un día en el mundo. Demasiado premio. Luego vino Valiente, que resonaba cada jueves de fiesta universitaria, y ya me acabé de enamorar.

Es prácticamente imposible analizar una letra de Vetusta Morla porque parecen frases inconexas que no tienen ningún sentido y que, probablemente, a cada uno le transmiten una cosa diferente. A mí particularmente me habla de los caminos recorridos en el pasado, darse cuenta de lo que uno ha hecho y aprender de todo ello, sea bueno o malo, porque la vida es muy larga como para tener solo victorias o derrotas, tenemos ambas y debemos sacar el mejor provecho de ello. Habla del pasado pero también de un futuro prometedor, de una vida que nos depara mil sorpresas y de la que debemos esperar todo. Positividad al máximo, desde luego.

Los días raros es una canción impresionante, épica. El piano inicial te lleva a un estado de ensueño y magia, te sube a una nube en la que te puedes tumbar, cerrar los ojos y dejarte llevar. La voz de Pucho suena de pronto encajada perfectamente en el ritmo, y mis labios se mueven cantando sin emitir sonido, lo acompaño, necesito acompañarle. Luego aparece la bateria y la guitarra dejando esa suave melodía de fondo que te hace balancearte acompañando la canción, te mueves con ella, la nube se mueve y el aire empieza a darte en el rostro. Y de pronto el estribillo, un pequeño adelanto de lo que vendrá luego, un pequeño subidón que al poco te baja de repente con un parón, con un silencio inescrutable.

Solo están preparando el escenario. La música vuelve a sonar lenta, baja, para que te relajes otra vez. Pucho vuelve a cantar suave y entonces empieza a subir con una batería que te prepara para la acción. El estribillo vuelve y tú te sientes ese lazo en el ventilador, moviendo los brazos como si solo estuvieseis la música y tú. Ahora la música ya está en todo lo alto, y ya no podrá dejar de subir hasta el infinito. Todos los instrumentos se empiezan a conjugar para remarcar la epicidad de la canción, sube, sube, sube y tú subes con ellos, mueves la cabeza con los ojos cerrados y te dan ganas de dejarte la voz acompañando al cantante en ese coro de mil voces que no deja de gritar, de proclamar al viento todos esos caminos de los que hemos hablado antes, los de antes y los que están por venir, y te sientes grandioso, y te sientes mágico y piensas que no hay mundo tan grande como para que te puedan parar los pies. Un orgasmo infinito que emociona, que eriza cada poro de la piel, que hace temblar, que toca adentro, que mueve todo tu interior, que mata, que revive.

Y silencio, y aquí uno que se acaba de liberar, bueno, en realidad, cada vez que escucho la canción. Me he quedado bien, la verdad.

Bueno, sigo. Vetusta Morla es un grupo que, diría, se encuentra consolidado incluso fuera del ámbito del pop/rock alternativo, dando conciertos a diestro y siniestro por toda España y Sudamérica. Yo diría que la banda por la que yo me aficioné a este tipo de música. Porque sí, yo antes solo escuchaba música comercial. Me conquistaron porque, por ejemplo, su primer disco no tiene una canción mala. Temas como Copenhague, Al respirar o La cuadratura del círculo te llenan de magia y grandes sensaciones, te dejan algo en las entrañas que dura hasta mucho después de escucharlas. Su segundo disco me siguió encantando con canciones que enamoran como Maldita dulzura, que te llevan a un estado de ensoñación como Baldosas amarillas o que te ponen a tope como Boca en la tierra. Y llego al último, ay el último… no sé que les ha pasado, o qué me ha pasado a mí, pero no me ha convencido para nada, me parece soso y sin chispa, impropio del grupo. Quizá sea yo, no lo sé, de todas maneras pienso hacerle varias escuchas más a ver si me empieza a llenar o me deja vacío del todo. Espero con todas mis fuerzas que lo primero.

Así que nada, aquí os dejo esta maravillosa canción, espero que os transmita tantas sensaciones como me las transmite a mí. ¡Solo me queda desearos un estupendo final de semana!

¡Nos leemos! 🙂


Vetusta Morla es una banda de Rock Alternativo originaria de Tres Cantos, Madrid (España), que canta en español. Tras nueve años de andadura musical, en febrero de 2008 publicaron su primer largo, Un día en el mundo, que recibió una gran acogida, tanto por parte del público como por la crítica especializada. Tres años más tarde, en 2011, publicaron su segundo álbum, Mapas. El 8 de abril de 2014, tras varios años de gira por España y otros países, publican su tercer álbum, La Deriva.


Letra

Ábrelo, ábrelo despacio / Di, ¿qué ves? Dime, ¿qué ves? Si hay algo / un manantial breve y fugaz entre las manos / Toca afinar, definir de un trazo / Sintonizar, reagrupar pedazos / en mi colección de medallas y de arañazos.

Ya está aquí / ¿Quién lo vio bailar como un lazo en un ventilador? / ¿Quién iba a decir que sin carbón no hay reyes magos?

Aún quedan vicios por perfeccionar en los días raros / los destaparemos en la intimidad con la punta del zapato.

Ya está aquí / ¿Quién lo vio bailar como un lazo en un ventilador? / ¿Quién iba a decir que sin carbón no hay reyes magos? / El futuro se vistió con el traje nuevo del emperador / ¿Quién iba a decir que sin carbón no hay reyes magos?

Nos quedan muchos más regalos por abrir / monedas que al girar / descubran un perfil. Que empieza en celofán / y acaba en eco.

2 comentarios en “Los días raros – Vetusta Morla (Mi canción de la semana VIII)

    1. Gracias! La verdad es que un tema tan complejo y épico que es inevitable que se remueva algo en las entrañas al escucharla. Por cierto, nunca se me ha ocurrido escuchar una versión entera a piano, seguro queda genial 🙂

      Saludos!

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s