Mis canciones del año 2015

¡Hola a todos! 2015 acaba y con él hacemos reset y parece que volvemos a empezar. Estos días me gusta echar la vista atrás y pensar en todo aquello que me ha pasado a lo largo del año. He de decir que 2015 se me ha pasado volando, casi parece ayer cuando estaba escribiendo la entrada que despedía 2014 y aquí estoy de nuevo. El año ha pasado rápido y ha sido vertiginoso también en cuanto a acontecimientos, idas y venidas de la que yo considero la segunda adolescencia, ese acabar la universidad y tener que pensar qué caminos escoger, ese no saber quién o qué eres, dilemas existenciales que aparecen cada cierto tiempo aunque poco a poco la vida va tomando rumbo y, espero, 2016 será el gran año. Y es que los errores y las decisiones que en un principio no se sabe adónde llevan, forman parte de ese plan que construyes sin darte cuenta, ese plan que define tu vida, lo que será en un futuro. De momento, creo que todo lo que he hecho hasta ahora me lleva a lo que quiero ser.

Bien, después de esta reflexión que casi me ha salido sin querer voy primero a agradeceros que sigáis aquí leyéndome, que os paséis por el blog, que me sigáis transmitiendo vuestro entusiasmo a través de cada Me gusta, a través de cada comentario o mail que me enviáis, o aunque resultéis invisibles, yo sé que estáis ahí y con eso me conformo. Gracias por estar aquí a pesar de que sea irregular con las entradas, a pesar de que, creo, a veces me repito escribiendo, a pesar de no dedicarle todo el tiempo que querría, a pesar de mí. 2015 ha sido un año con casi doce mil visitas, 1000 más que el año pasado y no puedo hacer más que daros las gracias de nuevo por estar siempre ahí.

El objetivo de esta entrada es recomendaros mi 2015 en canciones, una idea que una de vosotros me dejó en un comentario y me gustó mucho. 2015 ha sido un año en el que, por suerte, he descubierto buena música, canciones que se quedarán para siempre conmigo, artistas que me han emocionado, la música siempre lo hace. No todas las canciones que os propongo las he descubierto este año, en esta lista están aquellas que representan mi 2015 o he escuchado un millón de veces así que nada, espero que os gusten.

Vull – Zoo

2015 ha sido el año en el que he descubierto a Zoo. En 2014 había asistido a un concierto de este grupo valenciano pero no ha sido hasta este año cuando me he emborrachado de ellos. Una noche de verano, dos amigos no dejaban de hablar de ellos y uno de ellos insistía especialmente en que los escuchara. Me bajé el disco entero una tarde y lo escuché entero, fue entonces cuando me llené del ritmo y canciones tan peculiares que tienen y supe que se habían hecho conmigo. Desde entonces no hay día en que no escuche una canción suya. Aquí os dejo este Vull, que es la canción que más me gusta del disco y, además, me da muy buen rollo.

Enemigo yo – Supersubmarina

Supersubmarina es posiblemente mi grupo favorito en español. Tengo dos de sus discos firmados por ellos mismos y todos los días canto sus canciones, algún día hablaré de mi canción favorita en Mi canción de hoy. En 2014 sacó nuevo disco, Viento de cara, y no me convencieron más de dos canciones. Durante meses apenas lo escuché y me sentí decepcionado, pues de sus dos discos anteriores me gustaban absolutamente todas las canciones. Tiempo después decidí escucharlo de nuevo y poco a poco me fue gustando. Este Enemigo yo es la canción que posiblemente más he escuchado. Me encanta su fuerza y potencia, su rabia, es una canción que me activa y me llena de energía, la canción que me dio esperanza cuando pensaba que ese nuevo disco era horrible.

Come back down – Greg Laswell

Descubrí a Greg Laswell en el año 2014 gracias a los relacionados de youtube y ha sido este año cuando he afianzado lo mucho que me gusta. Es un artista de melancolía, que me hace pensar, que me calma. Aunque precisamente la canción suya que he escuchado mil veces este año es lo contrario a él. Es una canción llena de vitalidad, que te hace dar un salto y ponerte de buen humor, que transmite muy buen rollo. No puedo llegar a advertir la de veces seguidas que he escuchado esta canción.

El primer arbre del bosc – Blaumut

En este 2015, el grupo catalán al que más me he enganchado es probablemente Blaumut. Ya conocía un par de temas suyos, pero al hacerme con la suscripción Premium de Spotify los revisité y descubrí un buen montón de canciones que me encantaron, incluso me atreví a hacer un cover para mi canal de youtube. Blaumut es un grupo diferente, tocan un… se podría decir folck-rock, quizá estilo americano, que transmite buen rollo y te llena de vitalidad. Los arreglos de cuerda, sobre todo, le dan un toque especial a sus canciones y, sin duda, esperaré con ansia sus próximas canciones, ya que solo son dos los discos que han visto la luz.

En aire y hueso – Izal

Izal sacó nuevo disco en 2015 y, a pesar de ser uno de mis grupos favoritos, entre pitos y flautas tardé por lo menos un mes en acercarme a él. Tal vez fuera porque el primer single que vio la luz, Copacabana, no me convencía para nada, la veía una canción desacorde a su estilo y que no me llenaba. También con la suscripción Premium de Spotify (ya veis que le he sacado mucho partido XD) me decidí a escucharlo a conciencia y me hice con él. En aire y hueso es la canción que más me gusta del disco y que he escuchado decenas de veces sin cansarme. Es un tema con una potencia brutal, con unos altibajos que golpean en lo más hondo y que te deja aturdido. Tengo que recomendaros el disco entero porque sigue en la misma línea, con fuerza, con desgarro, canciones capaces de hacerte poner en pie al instante, que no dejan indiferente.

To your health – Keaton Henson

2015 ha sido el año donde he descubierto de verdad a este pedazo de artista. Lo conocí casi a la par que a Greg Laswell, en una temporada en la que me dediqué a buscar cantautores que cantasen en inglés en los relacionados de youtube. Os pongo esta canción por poneros alguna, pero os recomiendo que escuchéis lo máximo de él. Es un cantante que se podría enmarcar en el estilo de Damien Rice, o al revés, Damien Rice en el de él. Sus canciones te absorben, te tocan el alma, te dejan atontado, pensando. Su melancolía acompaña en momentos tristes, te envuelve y te lleva con él. Es realmente mágico. Insisto, dadle una oportunidad y escuchadlo tranquilamente, no os arrepentiréis.

Paz – Saurom

Descubrí a Saurom hace unos años porque una youtuber a la que sigo, Alba Rico, subió una cover suya, la cual me encantó. Esa misma youtuber subió una versión de esta canción y no puedo atisbar las veces que la he escuchado. No es que me guste especialmente el rock o metal melódico pero sí tengo algunas canciones de Saratoga, Rata Blanca, Landevir, Sonata Arctica o, sobre todo, Mago de Oz. Esta canción en concreto me pone de muy buen humor y me da una fuerza increíble, ganas de moverme y cantar a los cuatro vientos. Me encanta este estilo al que acompañan violines, pianos y, ante todo, una voz capaz de todo, de envolverte y darte vitalidad, capaz de llegar a lo más alto. Siempre he pensado que las mejores baladas se encuentran en el rock.

Wild world – Cat Stevens

Wild world no es una canción que haya escuchado demasiado este año pero creo que su esencia lo define muy bien. La descubrí gracias a la serie inglesa Skins y quien haya visto ese último capítulo de la primera temporada, sabrá perfectamente que sensaciones transmite y cómo puede definir a uno su mundo. Es una canción que habla de quien no entiende el mundo, este mundo salvaje capaz de llevarse a todo por delante, indescifrable, lleno de sorpresas. Transmite sobretodo melancolía y desazón, como un paseo bajo la lluvia mirando a la nada, totalmente indescriptible. Os recomiendo la canción y aprovecho para recomendaros también la serie Skins, la versión inglesa, no la americana, la cual es una burda copia sin mucha chicha, a mi parecer.

To build a home – The cinematic orchestra

Considero que este es mi descubrimiento del año, es una canción que me gustó tanto que a los dos días teníais la recomendación en el blog en este Mi canción de hoy. No sé qué más puedo aportar a lo tanto que me desangré aquel día escribiendo el post, To build a home es una canción que te destroza, que te vacía de energía y te deja atontado.  La estoy escuchando ahora mismo y lo está haciendo, lo está provocando ese piano que marca el ritmo, esa calma, esos cambios que de repente te suben a lo más alto y de pronto e bajan a los infiernos. Si hago un ránking de canciones del año, ésta ocupa sin dudar la primera posición, aunque lo hace de manera compartida con la siguiente canción. Una por lo que transmite, otra por lo que cuenta, que cada uno saque sus conclusiones.

Los días raros – Vetusta Morla

Este año que acaba para mí ha tenido alrededor de 485 días. Quien sea estudiante o quien tenga en su recuerdo su etapa estudiantil me entenderá. Para un estudiante el año empieza en septiembre y termina en junio, y si te empeñas, el año empieza en septiembre y termina en diciembre del año siguiente. Para mí, el año empezó la última semana de agosto de 2014 y termina ahora. Y nunca un año tan largo se me había pasado tan rápido, a la velocidad de la luz, apenas me he dado cuenta. Vetusta Morla y su Los días raros ha sido la banda sonora de mi 2014/2015 porque este año ha sido, ante todo, raro. Porque he crecido y me he hecho mayor, porque ha sido un año de altibajos en una incesante montaña rusa de esas que te pone la vida y te hacen más fuerte. Porque, como dice la canción, me quedan muchos regalos por abrir, descubrir muchos más perfiles de la moneda y seguir haciendo en esta vida lo que a mí más me guste.

Me quedan muchos días raros pero eso me hace feliz, porque sé que seré mejor y más fuerte, que seré feliz, más de lo que soy, que ya es mucho. Porque eso es a lo que deberíamos aspirar todos: a ser felices. Ese debería ser nuestro único objetivo.

Y nada más, espero que os haya gustado este post y que 2016 sea un año de mucha música, de mucha buena literatura, pero sobre todo que sea un año en el que seáis felices, que se cumpla todo aquello que os propongáis o que, por lo menos, deis los pasos adecuados, pongáis las piedras para que vuestro futuro sea más feliz que este. Porque siempre se puede estar mejor, siempre se puede ser mejor.

Gracias por vuestro 2015.

Bonus Track

Antes de irme quiero hacer un experimento para que veáis qué clase de música tengo en mi haber. Es una idea que tomé del blog Crónicas Salemitas, consiste en darle al botón de aleatorio y escribir las 10 primeras canciones que salgan. De esta manera puede que salgan canciones que no quiero que sea vean pero no hay más remedio, es una manera de descubrirme, de conocerme más por la música que tengo. Vamos a ello.

  1. Jesús – Benito Kamelas
  2. Delicada como un bonsái – ErPeche
  3. Clase de amor – Juanes
  4. De las dudas infinitas – Supersubmarina
  5. Agujeros de gusano – Izal
  6. Libre – Nino Bravo
  7. Esperant – Obrint pas
  8. Lips of an angel – Hinder
  9. Quan caminàvem – Aspencat
  10. Where the life and the sea – Almadrava

Bueno, ha salido una lista bastante completa. Hay rock, pop comercial, indie o alternativo, música en valenciano/catalán y un clásico como Nino. Está bien para ser la primera vez que lo hago🙂

¡Saludos!

 

 

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s