Sobre despedidas y finales | Relatos del baúl cierra

Suspiro. El boli corretea entre mis dedos, juega con ellos esperando a que me decida, a que empiece a arrojar tinta sobre la libreta que tengo encima de mis piernas.

Ya he empezado.

Ya no hay marcha atrás.

Hoy vengo a poner punto final. Hoy vengo a escribir las últimas líneas que se publicarán en este blog, los últimos alientos que arrojaré de mis pulmones, los últimos latidos, que son de lo que, al fin y al cabo, está hecho Relatos del baúl, de latidos, de sensaciones, de emociones, de pálpitos, de necesidades, de verdades y, a veces, mentiras, de realidades y espejismos.

De mí. Porque aquí me he desnudado como no lo había hecho nunca.

Un vistazo rápido a las entradas me dice que la primera se titula “Libertad” y la publiqué un 26 de mayo de 2009.

Justo la semana pasada el blog cumplió 7 años. 7 años ya…

Parece una vida, es una vida en realidad. Por aquel entonces tenía 17 años, estaba terminando 2° de bachiller, apenas había salido del nido y ni me imaginaba lo que iba a ocurrir después: ese intento de filólogo en Alicante, mi marcha a Almería para estudiar magisterio, el conocer gente increíble y apreciar más lo que se quedaba en casa, el darse cuenta de que la vida sólo merece la pena si se intentan alcanzar los sueños, si se vive para ello, para ser feliz.

No recuerdo exactamente por qué abrí el blog. Supongo que, durante el previo a la selectividad, necesitaba algo en que perder el tiempo y esta fue la manera, fue la manera de desahogarse un poco y dar rienda suelta a mi vena literaria, vena que ya llevaba varios años repleta de sangre

Sí sé por qué me voy. Me voy porque estoy cansado de leerme. Tengo la sensación de que llevo años escribiendo el mismo relato, escribiendo lo mismo, siempre amor, siempre desamor, siempre ella, siempre él. Tengo la sensación de haber hecho del amor un tema fundamental en la vida, en mi vida, y tal vez lo sea, pero he acabado aburriéndome del amor, de pensar tanto y no dedicarme a disfrutar de la vida, a hacerme mayor. Porque sí, amigas y amigos, el amor es una parte importante del ser humano pero nunca podemos dejar que nos domine, que se convierta en lo más importante.

Y eso es lo que me parecía cada vez que entraba aquí a escribir.

Llevo años escribiendo sobre un amor en el que no me veo reflejado.

Llevo años reflexionando sobre cosas a las que ahora mismo no encuentro ninguna importancia

Llevo años permitiendo que mierdas sin importancia ocupen mi cabeza cuando lo único que debería preocuparme es ser feliz.

Por ello creo adecuado cerrar esta etapa, dejar de escribir en este blog. Porque ya no me siento identificado con su contenido, porque ya no me “representa”, porque, como comprenderéis, no soy el mismo que hace siete años, no soy el mismo que hace cuatro años o dos, ni siquiera soy el mismo que era ayer.

Bueno, termino ya. Perdonad esta parrafada tan larga para despedirme pero es que este blog me ha dado tanto que quería escribir un último post a la altura. Este blog me ha permitido desahogarme de mis mierdas, me ha permitido ser creativo, me ha permitido no dejar de escribir y mejorar para un futuro, espero, lleno de éxitos literarios. Me ha permitido reflexionar y, probablemente, ser mejor persona, evolucionar. Sólo son textos, sólo son pequeños escritos pero yo lo veo así.

¿Y ahora qué? Bueno, tengo ya otro proyecto en mente porque me gusta demasiado Internet y este medio de expresión, aunque voy a dejar el amor y los relatos solo para mis proyectos novelísticos, lo único de Relatos del baúl que habrá en el nuevo proyecto será “Mi canción de la semana”.

En fin, ahora sí. Veía necesario hacer esto para cerrar del todo una etapa, una etapa en la que he sido feliz y de la que no me arrepiento de nada

Y es que, como supongo imagináis, el cierre del blog va unido al cierre de una etapa de vida. Porque la vida es eso: etapas.

Espero que lo que venga sea mejor que lo vivido y, espero, vosotros seáis lo más felices posible.

Gracias a vosotros, que habéis hecho de Relatos del baúl algo grande, algo que ha merecido la pena, algo de lo que me enorgullezco.

Gracias, simplemente, por estar ahí 🙂

Publicado en 1

4 comentarios en “Sobre despedidas y finales | Relatos del baúl cierra

  1. Aunque no haya comentado mucho por aquí, sí que he ido leyendo tus entradas y me ha dado mucha pena tu despedida del blog 😦
    Solo decirte que gracias por alegrar y emocionar muchos de mis ratos de lectura por Internet, ¡además de traerme recuerdos o descubrirme la canción de la semana!
    Mucha suerte en tus proyectos 🙂
    Saludos!

    1. Muchas gracias Mariela. Me entristece que te dé pena pero a la vez me alegra, eso quiere decir que has sentido lo que he escrito como tuyo y ha merecido la pena.

      Y sobre todo que hayas disfrutado con esto, que al final es de lo que se trata, buscar aquello que nos haga felices.

      Gracias de nuevo, ya iré contando mis nuevos proyectos!

      Saludos! 🙂

  2. Gracias a ti por cada palabra. No solo por estas, sino por todas las de este blog. Cuando te leía, sentía que hablabas de verdad, con el corazón, y poca gente lo hace hoy en día, andan ocupados dentro de esa armadura en la que se encerraron, y que con el tiempo se ha convertido en una costra de la que no pueden desprenderse.

    Este blog, y tu con él, me ha hecho recordar cosas que había olvidado, y que siempre deberían tenerse presentes.

    Solo me queda desearte lo mejor en tu futuro, y espero que tu reloj solo marque las horas felices.

    Un abrazo y nuevamente gracias

    1. Jo que bien, me dejas el cuerpo súper contento y triste a la vez, contento porque tus palabras me llenan muchísimo y cada vez me enorgullece más todo lo que he hecho en este blog, y triste porque cada día que pasa me da más pena haber puesto punto final, aunque la decisión está tomada.

      Y sí, tienes toda la razón, vivimos en un mundo en el que cada vez nos preocupamos más por cosas que, realmente, no tienen importancia, y cada vez nos preocupamos menos en vivir, en ser felices, en intentar alcanzar sueños, en intentar sacarle jugo a lo mundano. Pero bueno, espero que cada vez seamos más los que nos demos cuenta de lo verdaderamente importante.

      Gracias a ti por acompañarme en este viaje, espero que también lo hagas en los que vengan, ya anunciaré cositas. Un abrazo 🙂

No te olvides de dejar tu comentario ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s