Noche en la playa

El día que llamó al timbre de mi casa, se echó a mis brazos y mientras lloraba a lágrima tendida me dijo “me han dicho2357893442_e853dacc36 mis padres que nos vamos de la ciudad” se me cayó el alma a los pies. Se llamaba Gema, tenía el pelo marrón liso, una piel de un tono moreno y los que más me encantaba de ella eran sus ojos de un azul intenso que me conquistaron desde el primer momento en que la vi, era sencilla y una persona inteligente como no había conocido antes.

Reconozco que aquella noche la pasé muy mal, recordando los momentos que habíamos pasado durante el año y medio que llevábamos juntos, tantos besos, tantas caricias, tantas miradas que habían llenado nuestras tardes iban a acabar de un carpetazo y una relación como la nuestra no podía acabar de esa forma así que después de rondarle un par de veces a la cabeza se me ocurrió que debíamos pasar una última noche juntos, una última noche especial. Sigue leyendo

Diario de Jess: noche de película

Ayer por fin tuve una cita con Sergio, bueno, mejor dicho una cena de t_couplecreme_1019amigos. Resulta que Sergio y mi primo David son muy amigos así que este organizó una cena en su casa para ver un par de películas donde acudimos ellos dos, mi amiga Sandra y yo.

Reconozco que cuando entre en la sala donde íbamos a cenar y en la que ya me esperaba Sergio me morí de vergüenza, era la primera vez que estábamos realmente cerca y podía hasta escuchar su respiración y olfatear su suave perfume. Sigue leyendo

Diario de Jess: Sergio

Hoy he visto a Sergio, no sé por qué pero no puedo dejar de mirarle, sus mujer-enamorada-1ojos negros pequeños y fondos, su pelo moreno, una piel blanca y fría como la leche y unos labios finos y carnosos que en mis sueños más oscuros desearía besar.

No entiendo porqué su imagen no se me puede quitar de la mente, no entiendo porque quiero verlo, tocarlo, abrazarlo, besarlo con todas mis fuerzas si no es guapo, no es inteligente, nunca ha significado nada para mí, nunca me había fijado en él pero ahora, no se qué me pasa. Sigue leyendo